miércoles, 2 de agosto de 2017

Millaró de la Tercia - Pico Brañacaballo (2.182 m.) - Alto del Sexteo (2.045 m.) - Pico La Foya (2.017 m.) - Pico de la Pizarra (1.981 m.)


Sencilla actividad la que hemos realizado, esta vez, en la bonita comarca de la Tercia. La ascensión a una de sus cumbres míticas, el Pico Brañacaballo, junto a modestas montañas que forman un cordal con preciosas vistas.

Llegamos al pueblo de Millaró de la Tercia, enclavado en un entorno precioso. Aquí dejaremos el coche, muy cerca de una fuente en la que podemos rellenar nuestras cantimploras, y donde se inicia y finaliza nuestra ruta de hoy.



Comenzamos por la pista que se dirige hacia la izquierda, donde se encuentra la citada fuente. Rápidamente, la pista empieza a ganar altura y vamos ganando metros de manera muy cómoda. La mayor parte de la ruta transcurre por cómodas pistas, por lo que se trata de una actividad bastante sencilla.


Superamos los primeros metros de desnivel, llegando a la Collada Carrozal, desde donde obtenemos unas preciosas vistas, sobre todo del Macizo de Ubiña, con las nubes del día tapando, cada vez más, estas hermosas montañas.


Continuamos a lo largo de la pista y tras varias curvas, tomamos un desvío hacia la izquierda, desvío que nos seguirá permitiendo ganar altura a cada paso que damos. La ruta es fácil, pero el desnivel se empieza a notar.


Superado el primer desvío y siempre en ligero ascenso, llegamos a otro desvío más, por el que haremos un giro a la derecha de 180 grados para seguir ascendiendo. Desde aquí, las vistas al Pico Brañacaballo, nuestro objetivo del día, ya empiezan a ser claras.


Tras varios metros más, llegamos a la ladera sur del Pico Brañacaballo, donde elegimos desviarnos para afrontar la cómoda y pindia ascensión. A partir de aquí, la ruta ya no es tan sencilla de seguir, ya que no se trata de pista forestal y es difícil encontrar un sendero claro. Sin embargo, se suceden varios hitos que nos van guiando a lo largo de la subida. A pesar de no ser tan fácil como la ascensión por la pista, no presenta ninguna dificultad coronar la cima, ya que la tenemos siempre de frente.


Continuamos buscando el mejor paso entre la baja vegetación. Por el camino, multitud de caballos nos observan. Las vistas empiezan a ser espectaculares!


Según vamos ascendiendo, vamos encontrando los primeros hitos que nos van marcando el camino a seguir. A pesar de no tener dificultad, estos hitos nos sirven de guía, cosa que agradecemos. El día nublado que tenemos nos va dejando buenas panorámicas de la zona, con la niebla y las nubes bajas como protagonistas.

Superada la parte más pindia de la montaña, llegamos a una zona más plana. El terreno suaviza y ya vemos el vértice geodésico del Pico Brañacaballo. Ya queda poco, por lo que aprovechamos para derrochar un último esfuerzo.


Llegamos a la cima del Pico Brañacaballo (2.182 m.)! Un balcón excepcional hacia toda la Montaña Leonesa. Son visibles todas las montañas del cordal norte, predominando el Pico La Carva y el Pico Celleros, las montañas del cordal que seguiremos durante la jornada de hoy, Alto del Sexteo, Pico La Foya y Pico de la Pizarra. Podemos presenciar también el Pico Fontún, el Pico Machamedio, el Pico Polvareda, el Macizo de Ubiña y los macizos occidental y central de Picos de Europa, con Peña Santa a la cabeza. Son visibles también la Torre del Llambrión, la Torre de la Palanca, Torre de Cerredo, etc. Las montañas de Vegarada, la Sierra de Riaño, el Pico Cirbanal... Un gran muestrario de montañas a nuestro alrededor! Por las inmediaciones de la cima, encontramos un par de trincheras, escenarios de la pasada Guerra Civil Española. Fotos y un poco de avituallamiento y continuamos!






Para seguir nuestra ruta podemos descender por la misma vía de subida y regresar por la pista forestal hacia Millaró de la Tercia. Sin embargo, el día nos iba respetando, por lo que continuamos por el cordal siguiendo rumbo sureste, y así, coronar tres modestas cimas más.

Descendemos fácilmente el Pico Brañacaballo, llegando a un pequeño collado. Las vistas son hermosas y la niebla se va metiendo, por lo que seguimos sin detenernos demasiado.


Tras superar el collado y ascender varios metros, llegamos al Alto del Sexteo (2.045 m.), nuestra segunda cima. Las vistas son similares y también encontramos una trinchera. Alguna foto y seguimos!



Descendemos siguiendo el cordal, sin dificultades, y llegamos a otro pequeño collado. El día está raro, pero la niebla nos sigue respetando. Vamos a por el siguiente!


Tras varios minutos de ascenso, de manera rápida, llegamos al Pico La Foya (2.017 m.), otra modesta cima, a la que llegamos superando zonas de baja vegetación y sin dificultad. Vistas similares, por lo que no nos detenemos mucho...


Volvemos a descender y continuamos por el cordal, llegando a nuestro último collado, ya muy cerca de nuestra última cima del día. Echamos un vistazo atrás y vemos todo lo que hemos ido recorriendo.


Empezamos la cómoda subida y, tras pocos minutos de esfuerzo, llegamos a la última cima, el Pico de la Pizarra (1.981 m.). Desde aquí ya podemos presenciar la pista por la que regresaremos a Millaró de la Tercia. Un pequeño respiro y continuamos!


La primera parte del descenso sigue por el cordal, llegando fácilmente a la pista de regreso al pueblo. Al llegar a dicha pista, tomamos el desvío hacia la izquierda.


La pista forestal que tomamos es muy similar a la de inicio, por lo que vamos descendiendo rápidamente hacia el pueblo. Superamos varias curvas y algún que otro zig-zag para llegar a la parte baja de la pista forestal.

Llegando al final, un pequeño puente de madera sobre el Arroyo de Millaró nos sorprende. Lo cruzamos y continuamos hacia el pueblo de inicio. A partir del puente la pista forestal cambia ligeramente, dando paso a una zona más sombría, paralela al arroyo y en una zona más boscosa, que seguro que se agradece en días de mucho calor. En nuestro caso, como el día estaba nublado y no hacía especialmente calor, la ruta fue perfecta.


Llegamos al pueblo de Millaró de la Tercia, donde seguimos un desvío más hacia la izquierda. Varios metros más allá y llegamos al lugar donde habíamos dejado el coche, dando por concluida nuestra jornada de hoy.


Ruta sencilla, cómoda y con un desnivel importante (más de 800 metros). Ojo a los días de mucho calor, ya que la ruta no tiene zonas sombrías. No es una maravilla porque la mayor parte del trayecto avanza a lo largo de pistas forestales, pero las vistas que nos ofrece el Pico Brañacaballo son sublimes! Un clásico!

Tipo: Senderismo
Fecha: 31 de Julio de 2017
Duración: 3 h. 56 min.
Dificultad: Fácil
Distancia: 12,06 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 828 m.
Altura mínima: 1.377 m.
Altura máxima: 2.185 m.

Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=18943367


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez