martes, 8 de agosto de 2017

Lago de Isoba - Valle de Entrevados - Cascada de los Forfogones


Con la visita a León de la familia y con las ganas que tenían de salir a la montaña, hubo que organizar una salida, lo más perfecta posible para ir con niños. Todos preparados! Nos vamos para el bonito Valle de Entrevados y a conocer el Lago de Isoba y la Cascada de los Forfogones.

Próximos a Isoba, pequeño pueblo de la montaña leonesa, antes de llegar a él, se encuentra uno de los lagos glaciares más atractivos: el Lago de Isoba. A la altura de la carretera encontramos un parking, lugar donde dejaremos el coche. Desde aquí, ya tenemos una buena panorámica del Lago de Isoba.


Comenzamos en ligero descenso hacia el Lago de Isoba, por una pista clara. Nada más comenzar la ruta tenemos un cartel informativo de la zona que visitaremos.


Tras pocos metros llegamos al Lago de Isoba, un bonito lago de origen glaciar y enclavado en un entorno espectacular. Muy cerca de aquí, un chozo, que también visitamos. La última vez que visitamos este chozo se encontraba en peor estado... Aplauso para las personas encargadas de su restauración!



Continuamos la ruta remontando la pista hacia el norte, sin pérdida. Primero ascenderemos y luego descenderemos, hasta llegar a la altura del Río de Isoba, donde encontramos la primera de las cascadas que visitaremos. Esta cascada iba a ser la más pequeña, pero muy bonita. Hermosas vistas del valle, con las nubes entre las montañas cercanas. Momentos para sacar las primeras fotos grupales!




Cruzamos el puente de madera que existe sobre el Río de Isoba y seguimos el desvío hacia Cofiñal, a la derecha, para así, adentrarnos en el precioso Valle de Entrevados.



La primera parte del valle transcurre cómodamente por una senda abierta, cruzando grandes prados, ahora rumbo este. La ruta no tiene ninguna dificultad, por lo que vamos disfrutando, niños incluidos.

Pronto llegamos a la primera cascada, que termina en una poza perfecta para refrescarse en días de mucho calor. Este no iba a ser el día, ya que aunque luciese el sol, la temperatura no era la óptima para bañarse en las gélidas aguas del Río de Isoba. Rápida visita a la cascada y continuamos!


Seguimos por el Valle de Entrevados y empezamos a descender, muy ligeramente y sin mayores problemas. Tras algo más de 3 kilómetros, llegamos a las inmediaciones del Pozo de la Leña, donde encontramos un desvío que nos indica perfectamente cómo seguir para visitarlo. Seguimos el desvío y, a unos 200 metros, llegamos al Pozo de la Leña. Otro bonito lugar, similar al anterior, con su cascada y su pozo en el que podemos refrescarnos. Un lugar ideal para disfrutar en familia!



Desandamos hasta el desvío hacia el Pozo de la Leña y continuamos nuestra ruta a lo largo del valle. Las vistas hacia las montañas de alrededor son preciosas. Al norte, el Pico San Justo nos observa... Encontramos la Fuente de Jerumbrosa, donde podemos rellenar nuestras cantimploras. Cuidado, la fuente deja un hilo de agua con el que se tardan minutos en llenar una simple botella de medio litro... Cuestión de sequía, supongo... Por este motivo, es posible que en determinadas épocas del año, la fuente no ofresca nada de agua, así que es importante ir bien provistos de agua.



Tras superar la Fuente de Jerumbrosa y continuar un poco más el valle, volvemos a encontrarnos con una zona más abierta. La senda sigue siendo clara y no tiene pérdida. Precaución en alguna parte más rocosa, pero sin problema alguno.


Completamos el valle y llegamos al cruce de la pista que se dirige hacia el sur, hacia Cofiñal. En este desvío, giraremos a la izquierda, hacia el norte, para visitar la Cascada de los Forfogones y una última cascada más. Dejaremos el Río de Isoba para avanzar de forma parelela al Río Porma.


Estamos llegando al final de nuestra ruta y nos íbamos a encontrar con el tramo más "complicado" de seguir. La senda es clara, pero se encuentra bastante embarrada, fruto de las lluvias de las últimas horas. Toca mojarse y mancharse, pero como estamos en el monte, no hay problema... Los niños lo disfrutan a su manera!

Tras un breve tramo, llegamos a las inmediaciones de la Cascada de los Forfogones. Sin embargo, la íbamos a dejar para el final. Superamos esta parte y, después de unos 5 o 10 minutos, llegamos a la última cascada, situada muy cerca de la carretera y con una bonita poza. Aquí pondremos el punto y final de la ruta. Toca regresar y visitar la Cascada de los Forfogones, la más bonita y en la que aprovecharemos para comer y disfrutar de su entorno.


Desandamos este último tramo y nos desviamos hacia la Cascada de los Forfogones, a la que llegamos tras un pequeño tramo algo más cuidadoso e igualmente emcharcado. Por allí, un bonito puente de madera cruza el Río Porma, sobre el que golpea la cascada. La Cascada de los Forfogones es muy bonita. No es demasiado alta, pero el lugar merece mucho la pena. Aprovechamos para comer, descansar y sacar numerosas fotos, incluyendo la foto típica en el árbol a modo de columpio, Cuidado! Hacer esta foto implica un cierto peligro... Los niños, obviamente, no se hicieron esa foto.






Visitada la Cascada de los Forfogones, toca seguir regresando, siempre por la misma senda de ida. Seguimos el desvío hacia el Valle de Entrevados, que ahora iremos ascendiendo. Algunos tramos más pindios, pero siempre sin dificultad.

Finalizado el valle y superando todas las pozas y cascadas que hemos ido viendo en la ida, llegamos al desvío hacia el Lago de Isoba. Cruzamos el puente y remontamos la ladera, con fuerte desnivel. Este sería el tramo más exigente de la ruta. Ya arriba, con el Lago de Isoba delante, el último vistazo atrás para divisar el valle. Descendemos hacia el lago y de aquí al parking, ya sin pérdida y con el parking visible, donde finalizaremos nuestra jornada.

Preciosa ruta para hacer en verano y con niños. La visita al Lago de Isoba, una senda hermosa, a lo largo del Valle de Entrevados, y que contempla multitud de cascadas y pozas. El punto fuerte, el bonito entorno de la Cascada de los Forfogones! Ideal para bañarse si hace calor y un paseo muy agradable para hacer en familia! 100% recomendable!

Tipo: Senderismo
Fecha: 6 de Agosto de 2017
Duración: 5 h. 53 min.
Dificultad: Fácil
Distancia: 11,42 km.
Circular: Sí
Desnivel acumulado: 287m.
Altura mínima: 1.207 m.
Altura máxima: 1.425 m.

Wikiloc: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=19049660


Salsaludos, abrazos y besines!

Rubén Álvarez